Control de Esfínteres

Diseño sin título (24)

El control de esfínteres es MADURATIVO.

NO TODOS LOS FRUTOS DE UN ÁRBOL MADURAN EN EL MISMO MOMENTO NI LA MISMA ESTACIÓN.
TAMPOCO LOS NIÑOS.

El control de esfínteres es un proceso madurativo, paulatino, que depende de un sistema anatómico-fisiológico, aptitudes del área motora, de lenguaje y psicoemocional. Requiere de acompañamiento, comprensión y una adecuada relación afectiva con los padres.
Respetar y acompañar.
Los dejará cuando esté maduro no cuando nosotros o el jardín lo desee.

Algunas consideraciones:

  • Primero se logra el control diurno y luego el nocturno.
  • Primero el vesical (pis)y luego el anal (caca). En el proceso hay avances y “retrocesos”.
  • El proceso transita 3 etapas: 1º percibe que ya hizo, 2º percibe y transmite que va a hacer pero no logra retener , 3º retiene y decide.

¿Cuáles son las señales?

  • Avisa que hizo
  • Le molesta estar mojado o sucio
  • Muestra interés cuando alguien va al baño
  • Pasa horas con el pañal seco
  • Avisa cuando va a hacer
  • Se esconde para hacer
  • Es capaz de retener y percibe necesidad

¿Cuál es el rol del adulto?

Acompañar sin forzar ni presionar. Sin castigar ni ridiculizar. Refuerzo positivo. Habla. Espera. Incentivar juegos con masas apta niños y trasvasamiento de líquidos con baldes o botellas como si manipulara caca y pis respectivamente.

¿Todavía no los dejó?
Los dejará cuando esté listo. . .

Talleres recomendados

Dejar un comentario